Un mal estomacal… Diarrea!! :(

Como ya les había contado Gonzalo, ha estado enfermito. El estomago lo tiene resentido lo que le ha cuasado constantes dierreas y vomitos, lo lleve de emergencia al hospital y le sacaron los exámenes respectivos y estos arrojaron que no tenia una infección, solo ha sido un simple empacho. Pero no es la primera vez que Gonzalo padece de diarreas. Hace unas semanas también estuvo mal, pero aquella vez que tuvo infección por una bacteria que se alojo en su estomaguito. Aunque soy una mama muy cuidadosa en su alimentación y en sus juguetes, el se enfermo por algo que se llevo a la boca. En aquella ocasion le receta Sulforidona que fue muy efectiva con el tratamiento de 5 dias y despues un reconstructor estomacal que resulto bastante bueno.

Bb con diarrea

Medicamentos recetados

Medicamentos recetados

Debido a esto quiero dejarles un poquito de iinformación sobre este tipo de mal estomacal.

Cual es la Causa de la Diarrea?

La diarrea puede ser consecuencia de una infección vírica o bacteriana. También la puede causar un parásito, un tratamiento de antibióticos, o algo que comió el bebé
Infección vírica
Hay varios tipos de virus como el rotavirus, adenovirus, calicivirus, astrovirus e influenza que pueden causar diarrea, así como vómitos, dolor abdominal, fiebre, escalofríos y malestar general.
Infección bacteriana
Una bacteria como la E. coli, la salmonella o el estafilococo, puede causar diarrea. Si tu bebé tiene una infección bacteriana puede tener diarrea severa, acompañada de retortijones, sangre en las heces y fiebre (puede presentar o no presentar vómitos). Algunas de estas infecciones desaparecen espontáneamente, pero otras, como las causadas por E. coli, que se encuentra en la carne poco cocida y en otros alimentos, pueden ser muy graves. De modo que si tu bebé tiene estos síntomas, llévalo al médico. Lo examinará y probablemente analizará un cultivo de heces para detectar señales de infección bacteriana.
Infección de oído
En algunos casos, una infección de oído (que puede ser de origen vírico o bacteriano), puede causar diarrea. Si ese es el caso, quizás notes que tu bebé está irritable y se estira las orejas. También puede vomitar y tener poco apetito. Es posible además que haya estado resfriado recientemente.
Parásitos
Las infecciones parasitarias también pueden causar diarrea. La giardiasis, por ejemplo, la causa un parásito microscópico que vive en los intestinos. Los síntomas pueden incluir gas, hinchazón, diarrea y heces grasientas. Los parásitos se contagian con facilidad en guarderías y el tratamiento incluye medicamentos especiales, por lo que tendrás que llevar a tu bebé al doctor.
Antibióticos
Si tu bebé tiene diarrea durante un ciclo de antibióticos o justo después del tratamiento, puede estar relacionada con el medicamento, que a menudo mata bacterias buenas en los intestinos además de las bacterias que estaban causando un problema. Habla con el médico acerca de las alternativas y los remedios, pero no dejes de darle la medicación hasta que el doctor te dé el visto bueno.
Demasiado jugo
Beber demasiado jugo (especialmente jugos de frutas que contienen sorbitol y altos niveles de fructosa) o demasiadas bebidas endulzadas, puede producirle a tu bebé dolor de estómago y diarrea. Disminuir la cantidad debería resolver el problema, aproximadamente en una semana.
Fórmula mal mezclada
La leche de fórmula mal mezclada también puede causar diarrea, de modo que asegúrate de usar la cantidad de agua adecuada al prepararla.
Alergias alimentarias
Llama al servicio de emergencia de tu zona (911 en Estados Unidos), si tu bebé tiene dificultades para respirar o si se le hinchan los labios o la cara.
Una alergia alimentaria (en la que el sistema inmunitario del cuerpo tiene una reacción adversa a proteínas de los alimentos que normalmente son inofensivas) puede causar reacciones graves o leves, inmediatamente o un par de horas después de ingerir el alimento. Los síntomas pueden incluir diarrea, gas, dolor abdominal y sangre en las heces. En casos más severos, una alergia también puede causar urticaria, un sarpullido, hinchazón y dificultades para respirar.
La proteína de la leche es el alérgeno alimentario más común. Tu bebé no debería beber leche de vaca hasta después de cumplir un año. Ten en cuenta que la leche de fórmula hecha con leche de vaca o la comida elaborada con un producto lácteo (una vez tu bebé esté comiendo alimentos sólidos), podrían causarle una reacción si tu bebé es alérgico. También un bebé que toma leche materna podría presentar una reacción alérgica si la madre ha consumido productos lácteos.
Otros alérgenos alimentarios comunes (que en su mayoría aún no forman parte de la dieta de tu bebé) incluyen los huevos, los cacahuates, la soya, el trigo, los frutos secos, el pescado y el marisco. Si sospechas que la diarrea de tu bebé está relacionada con una alergia, habla con su doctor.
Intolerancia alimentaria
A diferencia de una alergia alimentaria, una intolerancia no está relacionada con el sistema inmunitario. La intolerancia alimentaria más común es la intolerancia a la lactosa (también llamada sensibilidad a los alimentos), sin embargo, es muy poco común que un bebé la padezca.
Si tu bebé padece intolerancia a la lactosa, lo que significa es que carece de la enzima que se necesita para digerir el azúcar presente en la leche de vaca y otros productos lácteos. Al permanecer la enzima en el intestino, produce síntomas como diarrea, retortijones y gas. Los síntomas usualmente comienzan entre media hora y dos horas después de haber consumido productos lácteos. Sin embargo, ten en cuenta que si tu bebé tiene un caso grave de diarrea, puede tener problemas temporales para producir lactasa, y como resultado puede presentar síntomas de intolerancia a la lactosa durante una semana o dos.

Como debo tratar la diarrea en mi bb?

Si bien la diarrea rara vez es grave cuando se trata de manera adecuada, puede requerir internar a tu bebé en un hospital si se deshidrata, de modo que tu principal objetivo debe ser darle suficiente líquido. Si tu bebé no tiene vómitos, continúa dándole leche materna o de fórmula. Si vomita todo lo que le das, llama al médico, quien puede sugerirte que empieces a darle una solución electrolítica pediátrica. Estas soluciones se venden en las farmacias y vienen con sabores que la mayoría de los niños beberán a gusto si están deshidratados. Además, en general son más fáciles de tolerar que la leche materna o de fórmula. Evita los líquidos endulzados como las gaseosas, las bebidas deportivas (como Gatorade), el agua azucarada, y los jugos de fruta sin diluir. Evita también la gelatina de frutas. Todos estos alimentos contienen azúcar, lo cual lleva agua a los intestinos y empeora la diarrea. Actualmente se aconseja seguir dando alimentos sólidos a un bebé con diarrea que ya ha hecho la transición a este tipo de alimentación. Si bien no tiene nada de malo alimentar a un bebé con la clásica dieta de plátanos, arroz, compota de manzanas y tostadas, la AAP dice que todos los alimentos compuestos por carbohidratos complejos (como arroz, trigo y cereal), así como carnes magras, yogur, frutas y verduras, son seguros. De hecho, como esa dieta saludable y normal proporciona nutrientes esenciales que son necesarios para combatir una infección, podría incluso acortar un poco la diarrea de tu bebé. Si el pequeño se niega a comer, no te preocupes. Lo importante es que se mantenga hidratado. Se le abrirá el apetito de nuevo en uno o dos días. Los estudios han demostrado que los cultivos de bacterias vivas que se encuentran en el yogur, son una manera eficaz y segura de reducir la cantidad y duración de la diarrea. Es una forma sencilla de tratar el problema, en especial si a tu hijo le gusta el sabor del yogur. Simplemente asegúrate de comprar yogur con lactobacilos o cultivos vivos. Si tu bebé siente malestar durante un ataque de diarrea, intenta reconfortarlo y mantenerlo seco. Cuando lo cambies tendrás que emplear atención extra, ternura y crema en el pañal, ya que es fácil que se le irriten las nalguitas como consecuencia de las heces blandas.

Como debo evitar que los bebe les de diarrea?

Lavarse las manos con frecuencia es la mejor defensa, porque los microorganismos que causan diarrea se transmiten fácilmente de las manos a la boca. Cuando tocas un pañal sucio, por ejemplo, puedes transferir esos microorganismos a tus manos antes de que le limpies la boca a tu bebé. El pequeño también puede contraer una infección que causa diarrea con solo ponerse los dedos en la boca, después de tocar juguetes u otros objetos contaminados por las heces de un niño infectado. Lávate bien las manos durante 15 segundos como mínimo con jabón y agua caliente después de tocar pañales sucios o utilizar el baño y antes de preparar comida. Lava también las manos de tu bebé con frecuencia. Asimismo, lava bien las frutas y verduras antes de servirlas, porque las bacterias nocivas también se pueden diseminar de esta manera.

Con toda esta informacion evitemos los mas posible que nuestros pequeños se enfermen de diarrea.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s