Y Cuando ellas se equivocan?

En el anterior post escribi sobre el miedo que siente una madre al equivocarse, tanto en sus espectativas hacia a maternidad y lo que siente ya siendo una flamante mama primeriza.
Pero me preguntaba que pasa cuando ellas que ya son madres con experiencia y años  se equivocan?
En que momento de la vida de madres dejan de sentir ese miedo a equivocarse?
O es que ese temor Tiene fecha de caducidad y se acaba inevitablemente dandose paso a un solo equivocaciones maternas?
En que momento suena la alarma que dice ya es hora de hacerlo todo mal con tus hijos?
En que momento una madre se equivoca prefiriendo mas a un hijo que a otro?
En que momento la madre se equivoca y  cambia ese don de desprendimiento innato para perderse en el materialismo de sus bienes?
En que momento una madre se equivoca y mide a sus hijos por el valor de lo que tienen?
En que momento una madre se equivoca y  cambia la integridad de sus hijos por el amor de un hombre?
Veo pasar por mis ojos el desarrollo al natural de tres generaciones de mujeres, una abuela y bisabuela a la vez, una madre que es también abuela, una madre que es hija y nieta al mismo tiempo.
Tres generaciones de mujeres con tres formas de crianza distintas pero con el mismo errado metodo, todas fieles a las equivocaciones, por defecto generacional o no, pero equivocaciones al fin y al cabo.
Las tres incurriendo en la misma equivocacion, la cual creo yo, es dejar de amar a sus hijos con el corazon, quizas ellas mismas no se creyeron su papel de madres a toda prueba sino que confiaron en que todo seria perfecto, lo creyeron precisamente de los seres mas imperfectos del mundo  que somos los hijos, entonces uno sin chistar se  sigue el circulo de equivocaciones. Tu no me quisiste entonces yo no quiero a mi hijo pero al otro si. Y terminamos todos afectados, todos dañados o heridos, por esas situaciones .
Una madre jamas debería preferir a un hijo que al otro, por mas dinero que le de o por mas cosas que le compre.
Una madre jamas debería decir que un hijo es mejor que el otro porque fomentan la rivalidad entre ellos.
Una madre jamas debería separar a sus hijos por su herencia.
Una madre jamas debería indisponer a sus hijos con su padre ni cogerlos como carne de cañón.
Una madre jamas debe amar mas a un hombre que a sus propios hijos.
Una madre debería cuidar la integridad no solo física de sus hijos, sino también cuidarles el corazón. Aquel corazón que con tanto amor se formo en el inequívoco cuerpo materno, por que aquella madre hizo todo lo necesario para cuidar el corazón y el alma de su bebe. Y ahora cuando el bebe creció no debería abandonar esa labor, la de cuidar a sus hijos, de ella y de ellos mismos.
Ya no se equivoquen mas, que no quiero aprender y equivocarme con mi propio  hijo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s