Yo te defendería con mi vida…

Hace algunos días tuve un impase con una tienda comercial. Me prohibieron el ingreso a sus instalaciones por ir con el coche de Gonzalo y con el dentro por supuesto. Hubo un intercambio de palabras tanto con el vigilante como con la gerente de la tienda, lo cual termino en una queja en el libro de reclamaciones.
Sin embargo desde que salí de la tienda iban tan ofuscada, molesta, alterada, indignada, que no dude en poner ni  denuncia en cuanto portal encontré donde podian compartir mi denuncia y por supuesto en indecopi. Hable, escribí, leí, escuche todo lo que pude con el fin de hacer valer mi derecho como persona, usuario, mujer y madre, a mi libre transito y desplazamiento en cualquier lugar publico sea o no con un coche de bebe, llegamos hasta la televisión, pero necesitaba algo mas, vinieron después las disculpas publicas de la empresa y la disculpa personal y en vivo y en directo del mismo gerente de la tienda.
Sabia y entendía mis razones para estar tan indignada.
Se como soy y lo mucho que me indigna las injusticias sociales, el aprovechamiento ajeno de alguna situación mal posicionada. Y lo se porque siempre he sido muy respetuosa de las voluntades ajenas, de los mandatos sociales, siempre y cuando no me dañe, de las ordenandas y por supuesto siempre creo haber tenido conciencia social, Quizás por eso me sentía tan molesta, porque no me sentía respetada no como yo lo hago, como yo respeto.
Sin embargo mi molestia iba mas allá, y no entendía por que.
Ahora cuando ya se me calmo el corazón he comprendido a ciencia cierta que me motivo a todo esto. Fue sin lugar dudas el miedo a que alguien pueda dañarlo. A que alguien en su calidad de jefe pueda orillarme a una situación que sea perjudicial para el.
El que es mi vida, mi luz,mi razón, mi amor, mi todo en todo y para todo. Jamas dejaria que alguien te dañe, o te cause dolor.
Soy madre, no lo entendía. Lo sentía pero no lo entendía. Ahora al verte vulnerado entendí que lo eres para mi, entendí de lo que soy capaz.
Te defendería con mi vida, por que la daría sin pensarlo solo por tu bien estar.
Una leona defendiedo a sus crías me queda chica, yo te defendería con mi vida.

image

Mi vida

Publicado desde WordPress para Android

My baby Shower

Ilustrando un poquito mas el blog, queria mostrar algunas fotos del baby shower de gonzalo.

bbs

La mesita lista, todo lo hice yo con mis propias manos desde el diseño de los toper hasta el moises.

bbs1

Tambien me encargue de colocar los regalos.

La torta hecha por mama.

bbs2

El claun haciendo de las suyas.

bbs5bbs3bbs6

bbs7

Mis padres los flamantes abuelos

YO repartiendo. Fui muy feliz ese dia.

bbs8

Cuando el miedo me Invade

Ya me había tomado el tiempo de hablar sobre los miedos que tiene una como mama, principalmente el miedo a equivocarse. Esas son ideas futuras, ideas de futuros miedos que ruego no se materialicen. Pero que pasa cuando se materializan y el miedo te invade.

El miedo me invade en este momento ahora mismo, tengo miedo, creo que me equivocado.

Gonzalo como sabrán es un bebe de formula, el solo lacta a su biberón( y aquí esbozo una sonrisa por lo chistoso que es recordar como lo hace) y a raíz de eso leí bastante de como debe ser la alimentación complementaria de un bebe de formula como forma de exclusiva de alimentación, fue donde encontré un postulado de OMS donde recomendaba claramente empezar con la alimentación solida desde los cuatro meses. No lo creí adecuado porque me pareció muy pequeño el bebe, pero espere hasta que cumpliera los cinco meses y empece a darle el jugo de la granadilla. Todo iba de maravilla por que a el le encanta tanto que ahora se lo toma del vaso mismo.

El como buen bebe de formula defeca solo una vez al día y eso desde que nació, pero hoy todo ha sido distinto de una paso a cinco veces, ha estado con gases y dolor estomacal, no se por que, si hice todo como todos los días y no le pasaba nada.

Entonces el miedo me invade, me equivoque? No debí darle plátano? No debí darle ayer camote? Estaba muy frió el jugo de granadilla? No desinfecte correctamente los utensilios? Le di mucha comida? Estará empachado? O simplemente aun no le correspondía comer?

No se muero de miedo, lloro de miedo, tiemblo de miedo.

Es acaso esto lo que siente y lo que sentiré por siempre, por todo el tiempo por ser mama?

El miedo a la sola idea que Yo misma haya tomado una mala decisión y no le debí dar de comer prematuramente me invade.

El miedo a que realmente este mal o se enferme es mucho peor. Ahora duerme, esta tranquilo, duerme tan bello y tan perfecto como siempre. Pero no se si mañana seguirá así.

No se si llevarlo al hospital, no se si es pasajero. Solo sé que tengo miedo.

 

Mama a 30° grados…!!

Nos encontramos en pleno verano!

Pero wow! Esto ya es demasiado, de por si que ya es difícil ser mama a temperatura ambiente, imagínense como es ser mama a 30° grados!

Yo, y hablo particularmente por mi, me resulta infernal este calor, por que siempre he odiado el verano! Siempre he odiado el calor, no me gusta la playa ni las piscinas ni nada que se le parezca.

Y mas ahora que esta el bebe, porque como ya he dicho en alguna ocasion yo soy de las mamas que optan por la crianza en brazos, yo ando con mi bb a todos lados, en el canguro o en el porta bebe, pero allí andamos juntitos siempre; puesto que mi calor sofoca a mi bebe demasiado y el suyo  a mi.

Ayer anduvimos por el centro de lima, si bien es cierto no hubo tanto sol que digamos, pero estaba preocupada que el sol dañara la delicada piel de gonza; nuestra travesía fue super insoportable, veía sufrir al bebe por el calor y tenia que cambiarle el polo cada vez que podía por que ya lo tenia muy sudado y siempre traumatizada con los bronquios del bebe.  Como aun es pequeño, tiene recién 5 meses no le podía dar nada de líquidos solo su leche, y lo notaba que se moría de sed, pero el papa de gonzalo y yo si nos hidratábamos, eso me causaba cierto sentimiento de culpa por ver  a mi bebe sufriendo por el calor. Lo cual me ha llevado a una férrea conclusion no volveré a sacar al bebe cuando haya tanto calor.

20150209_153125

Gonzalo y Papa Paulo en el puente Balta, camino a casa.

Duerme mi pequeño corazón. ❤

Duerme Mi pequeño corazón
Siento tu cuerpito cansado,
Tus ojitos decaidos
Tus bracitos relajados
Pero No Quieres dormir
Duerme Mi pequeño corazón
Dejate Llevar Por los angelitos Que Te Esperan párr jugar
Deja Que los brazos de mamá te arrullen vu Que El Cuerpo de mamá te den confort
Duerme Mi pequeño corazón
Déjame Sentir la paz de tus ojos Mientras duermes
Déjame Sentir los latiditos de tu corazón al compás del mio
Dejame darte amor en Cada caricia
Dejame darte mi vida En Cada sueñito tuyo
Descansa Para Que mañana Estemos juntitos otra vez, Como antes
de Cuando dormias en mi y eramos inmensamente felices
Descansa vida mia Que en Unas horas te llenare de amor
Duerme Mi pequeño corazón ….

El bebe durmiendo

El bebe durmiendo

Y Cuando ellas se equivocan?

En el anterior post escribi sobre el miedo que siente una madre al equivocarse, tanto en sus espectativas hacia a maternidad y lo que siente ya siendo una flamante mama primeriza.
Pero me preguntaba que pasa cuando ellas que ya son madres con experiencia y años  se equivocan?
En que momento de la vida de madres dejan de sentir ese miedo a equivocarse?
O es que ese temor Tiene fecha de caducidad y se acaba inevitablemente dandose paso a un solo equivocaciones maternas?
En que momento suena la alarma que dice ya es hora de hacerlo todo mal con tus hijos?
En que momento una madre se equivoca prefiriendo mas a un hijo que a otro?
En que momento la madre se equivoca y  cambia ese don de desprendimiento innato para perderse en el materialismo de sus bienes?
En que momento una madre se equivoca y mide a sus hijos por el valor de lo que tienen?
En que momento una madre se equivoca y  cambia la integridad de sus hijos por el amor de un hombre?
Veo pasar por mis ojos el desarrollo al natural de tres generaciones de mujeres, una abuela y bisabuela a la vez, una madre que es también abuela, una madre que es hija y nieta al mismo tiempo.
Tres generaciones de mujeres con tres formas de crianza distintas pero con el mismo errado metodo, todas fieles a las equivocaciones, por defecto generacional o no, pero equivocaciones al fin y al cabo.
Las tres incurriendo en la misma equivocacion, la cual creo yo, es dejar de amar a sus hijos con el corazon, quizas ellas mismas no se creyeron su papel de madres a toda prueba sino que confiaron en que todo seria perfecto, lo creyeron precisamente de los seres mas imperfectos del mundo  que somos los hijos, entonces uno sin chistar se  sigue el circulo de equivocaciones. Tu no me quisiste entonces yo no quiero a mi hijo pero al otro si. Y terminamos todos afectados, todos dañados o heridos, por esas situaciones .
Una madre jamas debería preferir a un hijo que al otro, por mas dinero que le de o por mas cosas que le compre.
Una madre jamas debería decir que un hijo es mejor que el otro porque fomentan la rivalidad entre ellos.
Una madre jamas debería separar a sus hijos por su herencia.
Una madre jamas debería indisponer a sus hijos con su padre ni cogerlos como carne de cañón.
Una madre jamas debe amar mas a un hombre que a sus propios hijos.
Una madre debería cuidar la integridad no solo física de sus hijos, sino también cuidarles el corazón. Aquel corazón que con tanto amor se formo en el inequívoco cuerpo materno, por que aquella madre hizo todo lo necesario para cuidar el corazón y el alma de su bebe. Y ahora cuando el bebe creció no debería abandonar esa labor, la de cuidar a sus hijos, de ella y de ellos mismos.
Ya no se equivoquen mas, que no quiero aprender y equivocarme con mi propio  hijo.

Y si me equivoco?

El mayor miedo que puede padecer una madre, el primero en una larga lista, es el miedo a equivocarse en las decisiones que toma para Según nosotras mejorar la vida de nuestros hijos.
Nos equivocamos en las espetativas del embarazo, creemos que es un solo de antojos cumplidos y un millón de mimos de todo el mundo y por supuesto creer que continuaremos tan bellas y sexys como en  la noche en la que nos embarazaron.
Nos solemos equivocar en el nombre del bebe que con tanto amor se espera, una mala decisión y tu hijos  son el punto de burlas en el colegio, osea bulling seguro.
Nos equivocamos en el lugar donde alumbraremos a nuestro retoño, porque con suerte y nos dan un pesebre para parir y no es la situación de ensueño que tanto imaginamos.
Nos equivocamos hasta en lo que compramos para el recién nacido, eso aplica a las primerizas claro, nos traemos la tienda entera y cuando se tiene al bb consigo nada de lo que compranos le sirve, plop!
Nos equivocamos en creer que todo en nuestra vida seguira siendo igual cuando nace el bebe. Pero eso es otro tema, motivo para otro post claro.
Pero como decía el motivo principal para rompernos la cabeza y comerlo las uñas hasta sangrar, es si lo que hacemos por el bebe es lo que realmente esta bien o si le hace bien.
Si nos equivocamos al elegir esos pañales, confíaS tu estrenado instinto maternal o en lo que dice en el empaque,  porque no tienes idea ni de como se pone  un pañal, y llegas a casa emocionada con tu acertada decisión, inflas el pecho porque ya te sientes una madre experimentada y te das con la sorpresa que no le quedan y toda la seguridad obtenida en esa media hora de camino a casa se te chorrea como helado derretido al ver que Aparte de que no le quedan el bebe se irrito!
Nos equivocamos con o sin intención en elegir la forma de lactancia, aun que yo no la elegí la aceptación propiamente dicha fue una equivocación.
Nos equivocamos en si si o si no le vamos al colecho.
Nos equivocamos si cubrir tapar o sacar al bebe.
Nos equivocamos en escuchar y poner en practica tal o cual consejo que alguien me imagino mucho mas experimentado nos das.
Nos equivocamos ya un poco de tiempo después en que alimentacion complementaria elegir. Que si papilla o los alimentos enteros. Que si se le da en cucharita o si en la mano. Que si darle fruta o verduras. Que si le doy lo que me dice el pediatra o lo que me dice la abuela. Que si espero a que cumpla los seis meses o le doy antes.
Y si me equivoco?
Y si le hace mal?
Y si aun no le toca?
Y si el pediatra es muy joven y no sabe lo que dice?
Y si le da diarrea?
Y si se asfixcia? Yo no se hacer ninguna maniobra! 😱
Y si no quiere comer?
Por dios que hago? No se que hacer, y si me equivoco?
Desde hace cinco meses es la pregunta que me hago a diario, y se que me la hare por el resto de mi vida.
Y si me equivoco?

image